Skip to content

Agradecimientos

octubre 1, 2010

 

“Me falta Carmen, la hermana de mi cuñada de hecho (¿conocen ese chiste sobre Tony Blair y José María Aznar?). Carmen no tiene una formación científica, pero tampoco le hace ninguna falta. Hace unos años me dijo: “Ya sé que todo eso son instintos, pero tengo la impresión de que lo que ahora son instintos fueron antes habilidades aprendidas”. Supe mucho después que esa idea se llamaba efecto Baldwin, y que los científicos de la computación han derrochado ríos de líneas de programación sobre ella. Cuando un ordenador logre pensar, será posiblemente gracias al efecto Baldwin (creo que también se debe a ese efecto el hecho de que nosotros pensemos). El efecto Baldwin -el aprendizaje se hace instinto a lo largo de la evolución- no parece darwinismo, pero lo es estrictamente, y eso explica en parte que Carmen diera con la idea sin haberla leído en ningún lado. Porque tengo la convicción de que el cerebro de Carmen es prácticamente un clon del de Charles Darwin. Ríanse todo lo que quieran: ustedes no saben lo que es vivir con eso.”

Último párrafo de los agradecimientos en el libro Deconstruyendo a Darwin, de Javier Sampedro.

 

Anuncios

From → Citados

3 comentarios
  1. Renata permalink

    Alguién hace muchos años la bautizó como teoría mórfica pero Efecto Baldwin queda “más científico”, vende más. ¡Pobre Sheldrake!

Trackbacks & Pingbacks

  1. Citados (desde Nueva York, IV) | 20000caligrafías
  2. Thiago Alcántara y el efecto Baldwin | 20000caligrafías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s