Skip to content

La (¿deseable?) ciencia hacker

marzo 29, 2013

Si ya desde un inicio escribo: “ética hacker”, y si escribir poesía es poner juntas dos palabras que antes no se conocían, entonces es posible que, sin proponérselo, esta columna comience en forma de poema.

(Sólo que este poema ya es antiguo, lo inició el periodista Steven Levy y tiene ya casi 20 años.)

Porque pensar en un hacker es, a bote pronto, pensar en un criminal informático, un saltador de leyes, un virus de sistemas. Pero esa es una acepción parcial. En realidad las connotaciones de lo hacker son ambiguas, y su valor depende de la acepción que se escoja. Porque un hacker es también un apasionado de su oficio, del conocimiento y de la libertad, esas grandes palabras. Por eso, cuando se habla de ética hacker se habla de (…)

Puedes seguir leyendo este artículo aquí, en Dixit Ciencia

Anuncios
2 comentarios
  1. El último principio que mencionas me ha recordado uno de los conceptos que más me seducen de la ética hacker, relacionado con aquello de que ningún problema debería tener que ser resuelto dos veces, y que ahora me lo he vuelto a encontrar leyendo ‘Las buenas ideas’ de Steven Johnson: la innovación tiene mucho de bricolaje, de utilización de las piezas diversas que están a la mano, en nuestro entorno. Y, claro que sí, toda iniciativa científica se apoya en una ciencia anterior. Eso nos lleva a un territorio divertidamente perverso: en ese mundo a punto de periclitar de las carísimas patentes, especialmente en determinados ámbitos aplicados de la ciencia, todo propietario de royalties debería abonar su parte alícuota a los titulares de innovaciones anteriores y simultáneas relacionadas con el hallazgo a proteger (o a secuestrar)… probablemente hasta llegar a quien inventó el fuego o algo así. Por algún sitio hay que calar el melón y, sí, si pago ciencia con mis impuestos, quiero ser yo, mi comunidad, quien controle los beneficios de esa innovación. Saludos hackers.

    • jesuslion permalink

      Hola Alfonso. Muchas gracias por tu comentario. He de confesar que de todos los “pilares” de la ciencia hacker, el de las patentes es para mí todavía el más controvertido, por decirlo de alguna manera. Supongo que habrás leído esto, de Querolus: Ahí, pero más que en el texto en la continuación del debate en los comentarios, fue donde me empezaron a entrar más dudas sobre el modelo actual, sobre todo cuando empiezan a aparecer datos sobre el no muy conocido papel de los público en los ensayos clínicos, que en el sentir popular parecen casi exclusivos de la empresa privada. No creas, ya me han llegado comentarios de que debería hacerse una extensión de ese post por ese lado, buscando bien los datos que hay disponibles, para ponerlo en perspectiva. Quizás sería un buen acicate para Querolus. Yo, de momento, he de confesar, voy un poco a remolque estilístico de sus ideas…

      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s