Skip to content

Pausas

agosto 17, 2011

 

Pequeño escrito de hace taaanto tiempo (sin corregir).

Pausas

Se puede jugar a muchas cosas. Se puede jugar a escoger una palabra y tirar del hilo (carmiña, el hilo, ya no te acuerdas, yo lo haré por ti). Se puede escoger

   pausas

así, en plural (aunque eso da igual, eso ahora da igual) y jugar con ella o tomársela en serio que muchas veces es lo mismo y ya dijeron que hay que vivir con la seriedad con la que los niños se dedican al juego pero también que lo que no mata hace más fuerte y no ahí no tienen razón creo yo carmiña quiero que sigas ahí porque lo que no mata también destruye. Y esto había que leerlo así, rápido, porque así lo escojo ahora y así es el juego

porque hay una base pero las cosas cambian

y no hay que limitarlas

definirlas

tranquilizarse

Y uno se sorprende cuando juega y piensa en una atmósfera de pausas aquí y allá, y se oye el corazón con el silencio, y se sabe que cuando no se oye se está llenando, está cogiendo fuerzas, que también el aire precisa de pausas, que el sueño tiene pausas, qué de cosas.

Y luego están también los jugadores que se paran, que observan: tienen el balón y es como si no lo tuvieran

(y la inquietud del público)

pero alguien sabe que es el único imprescindible, el que da la pausa, el que reorganiza, el que pierde unos segundos para ganar minutos

(y la inquietud del público)

Y también que estaba tan a gusto contigo que no veía la hora de quedarme solo, y eso también es una pausa: carmiña, ahora estoy tirando del hilo pero no me atrevo, espero que entiendas

   quiero creer que entiendes, así, de lejos, como debe ser

Porque, ¿ves? hay una pausa también entre el aspirar y el conformarse: todo escrito es un guiño (alguien dijo que los chinos reían tanto porque con esos ojos sólo veían la mitad del mundo)

Recordar que nunca usaba el pause en las cintas, que me molestaba el ruido del stop, pero más aún la furia inútil del pause. Es una ironía. Como tantas cosas. Alguien dijo hoy que el mundo estaba hecho sólo de coincidencias: es una manera de entenderlo que explica más de lo que parece: pero no basta. Nada y todo basta.

   Hoy tu cara era una pausa.

   Leer es una pausa absoluta que acerca-aleja el mundo.

   Se me olvidó decir que el juego duraba 15 minutos.

   Se puede jugar a muchas cosas.

Anuncios

From → Relatos

One Comment
  1. esta biennn, en tu lineaa... siempre me intrigó mas mandilón permalink

    esta bien doc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s