Skip to content

Subrayados/ Sólo una noche

julio 14, 2011

Comentarios escritos al salir de la película Sólo una noche. Sin arreglar, sin hilar, apenas sin desarrollar. Como otras veces. Como aquella vez tras La Carretera.

La música, de Philip Glass, no es de Philip Glass.

En la azotea, con Nueva York al fondo: Los abrazos mantenidos como besos no dados de hace mucho tiempo.

Sólo una noche y Keira será mía.

Desequilibrada, irregular, pero necesaria. Sea lo que sea que eso signifique.

Quiero a Keira pero con el francés, no antes. Con él hasta su delgadez gana en elegancia, achata la barbilla.

“¿Por qué viniste? Porque los e-mails ya no me bastaban.”

(vs. Los e-mails son a veces lo único que basta).

Llorar en el aeropuerto, la mirada perdida en el taxi. No importa el taxista. Lo que cuenta es lo que deje de importar el taxista.

Las frases, explícitas pero nunca inequívocas. Los movimientos que exponen. Una cierta madurez que es en el fondo una cierta experiencia, una cierta complicidad. Tumbarse al lado. Cerca e infinitamente lejos.

 – “No es que estén casados. Son los años juntos. Eso no puedes quitárselo. Ni debes.”

No salir a la calle aún.

Anticipar el final. Que se cumpla. (Supe que Lucía y el Sexo era mía cuando al recordar la primera noche la cámara va pasando las hojas del calendario (que se pare en mayo) y se detiene en mayo. Cuando va recorriendo los días (que sea el 23) y se para en el 23.)

“Siempre pienso en ti cuando las cosas no van bien.”

Anuncios

From → Miscelánea

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s