Skip to content

Con Tom Waits (conversación)

enero 25, 2010

Abro al azar una página del libro Tom Waits: Conversaciones, Entrevistas y Opiniones, de Mac Montandon. Es uno de esos libros que soporta o incluso exige el azar. Me viene bien para coger fuerzas. A veces se necesitan si estás leyendo a Tavares e intentas seguirle mientras busca una fórmula científica que explique los ciclos del horror y su relación con el paro. A pesar de la actualidad de la trama. Se abre por la página 230. Dice:

“Y ahí va algo más: bueno, espero que nunca tengas que usar esto, pero si alguna vez te persigue un cocodrilo, corre en zigzag. Tienen poca o ninguna capacidad para hacer cambios bruscos de dirección. Pero son rápidos, son muy rápidos. De hecho probablemente muera más gente por culpa de los cocodrilos que por… cualquier otra cosa. Más que de enfermedades del corazón. Y me han dicho que se dirigen hacia el oeste.

La camarera vuelve: ¿No vais a comer? ¿Todavía no?

Tom: Todavía nada.

Camarera: Nada de nada es nada. ¿Queréis más café?

Él asiente con la cabeza. Ella vuelve a llenar las tazas y se va.

Tom: Puedes sentarte aquí todo el tiempo que quieras.

Una pausa, mientras consulta sus notas.

Tom: Un topo puede cavar un túnel de trescientos pies de longitud en una noche. Un saltamontes puede saltar sobre obstáculos de quienientas veces su altura. ¿Sabes cuál es la criatura con el cerebro más grande en relación con el tamaño de su cuerpo? La hormiga. El globo ocular de un avestruz es más grande que su cerebro. Juntas ambas cosas y… no sé lo que eso significa. No voy a ninguna parte con eso.

Yo: ¿De dónde sacas estas cosas?

Tom: Simplemente viviendo.”

 

También, en el blog de Manuel Vilas:

“Releo el artículo sobre Jaime Gil de Biedma y pienso que la peor cosa que le puede pasar a un escritor es dejar de escribir (ya sé que es un tópico). Esta tarde, de hecho, yo he estado intentado escribir y no he escrito nada.
No existe la salud. Nunca estamos bien del todo.”
 
PD: El viernes estuve viendo Vidas Cruzadas, de  Robert Altman. Tom Waits hace uno de los personajes principales. Yo lo conocía de las películas de Jarmusch, pero poco más. Alguna vez pensé que era también Salvatore, el monje deficiente de El Nombre de la Rosa. Luego vi que en realidad no lo fue. Leyendo su filmografía me sorprendo cuando veo que llegó a estar nominado a un Óscar.
Pero fue por una banda sonora.
Tampoco yo sé a dónde voy con eso.
Pero no está tan mal, pienso, sin embargo.
 
Anuncios

From → Citados

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s