Skip to content

Concierto (narradores)

enero 10, 2010

 

No era como esos conciertos que se esperan durante tanto tiempo. Más bien era uno de esos conciertos que aparecen por sorpresa. Les dicen: tenemos dos entradas pero no podremos ir, si queréis y ellos claro que quieren. No saben siquiera de quién es el concierto pero claro que quieren. Y allí están ahora, esperando, haciendo cola en la puerta, charlando. Tranquilamente. Si llevaran tiempo esperando el concierto ahora no hablarían así, mirarían más a su alrededor: verían el bar de la esquina pensando si sería un buen sitio para después; repararían en la librería, allá, a la izquierda; se inventarían historias a partir de las esculturas de la fachada, de esas esculturas que salen del ladrillo rojo. 

Pero charlan tranquilamente. Rehúsan toda solemnidad. 

Él la coge de la mano. No le dice que le sorprende cuánto le apetece ahora ese concierto. Le pregunta que si tiene frío.

A ella le gusta cuando le coge la mano así, por sorpresa. No le dice cuánto le gusta: responde que no. 

Al poco entran en la sala. Sigue estando ese ladrillo rojo, esas esculturas que sobresalen. Se sientan hacia la mitad de la platea. Se dan cuenta de que son de los últimos en entrar, que apenas quedan asientos libres. Él le pregunta la hora. Ella le dice que son más de las nueve, que ya debería empezar.

Y empieza. 

En el escenario un tipo de algo más de treinta años. Él solo. Lleva el bajo colgando al hombro y tiene un teclado a su izquierda, guitarras a sus pies. Después de presentarse, brevemente, comienza. Pulsa un pedal y comienza a tocar el bajo: quince segundos, veinte a lo sumo. No más. Pulsa otro pedal y lo que acaba de tocar se repite. Ahora una guitarra y la misma operación, la guitarra se une al bajo. Después el teclado.

Él se echa hacia delante en su butaca.

Ella lo mira, parece como si quisiera decirle algo. Hace ese ademán. Pero luego se vuelve hacia atrás.

Despúes de grabar el sonido del teclado, el tipo del escenario coge la segunda guitarra y empieza a cantar. Ella conoce la canción. Es “Wicked Game”. Es de Chris Isaak. Me gusta más que antes. Eso piensa. Piensa: me gusta más que la original. Me gusta que vaya uniendo así los instrumentos. Supongo que a él también. Si se echa tan hacia delante es que le está gustando; es ese gesto que tiene cuando prefiere que nadie le hable.

Ahora el hombre ya tiene todos los instrumentos sonando. Ahora lo único que puede variar es la segunda guitarra y la voz. Suena especialmente bien. Suena bien y mientras me gustaría saber qué piensa así, tan echado hacia delante; me gustaría saberlo ahora, no que me lo explique luego, saber inmediatamente lo que se le pasa por la cabeza instrumento tras instrumento mientras ahora el hombre canta

“what a wicked thing to do”

mientras canta what a wicked thing to do y yo pensando en cómo ha ido añadiendo instrumento tras instrumento, me echo hacia delante pensando en el valor que se precisa para grabar un sonido y repetir un posible error hasta el fin de la canción, repetirlo hasta el infinito.

Me echo hacia delante para que no me hablen mientras pienso que sólo tiene una oportunidad,

pulsa el pedal, graba,

y luego el mismo sonido. Si hay un error el mismo error. Insistente. Irremediablemente.

Y la canción que suena tan bien. No pensé nunca que me llegara a gustar, pero suena mejor que nunca. What a wicked thing to do tan bien entre tanto ladrillo rojo, tanta escultura que sobresale, ella a mi lado y el riesgo de echarme hacia atrás

what a wicked thing to do

hasta que acabe. 

 

Anuncios

From → Relatos

One Comment
  1. Renata permalink

    Muy cinematográfico esa mano en su mano. ¿La mano se atreverá a transitar otros caminos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s